Tenemos un conflicto, que bien! Como celebrar la incomodidad

Lo más que sigo siendo un ser humano lo más me asombro con lo complejo, contradictorio y maravilloso que somos. En nuestras propias contradicciones hay una invitación a la búsqueda de unidad, ya que una contradicción sólo se puede definir como tal desde una perspectiva separatista, que persigue una visión de la realidad fundada en la dicotomía e incompatibilidad de los opuestos. En cambio, me estoy volviendo cada vez más comprometida con la coexistencia pacifica de mis propias, así dichas, contradicciones. Es una elección de vida que me proporciona más paz, humor y espacio. Es una postura no violenta por definición ya que no me preocupo de la victoria de una parte de mí sobre la otra, o de una visión sobre la otra, sino me centro en el diálogo y la curiosidad, la tolerancia y la compasión. También, por fin, acepto una visión de mí misma y de la realidad que no exige uniformidad y solidez, lo cual podría erróneamente entenderse como unidad, sino entiendo la unidad como la coexistencia de todas las partes en una relación de tolerancia y pertenencia.

Desde aquí veo el conflicto como una incomodidad que puedo celebrar, y me gustaría compartir el porqué, ya que el conflicto parece ser una actividad muy reiterada en las comunidades humanas.

reconciliation

En el diccionario etimológico está escrito que la palabra comodidad proviene del latín commodus, formado por el prefijo con (unión) y modus (medida o tomar medidas).

Se me ocurre de inmediato que estar incomod@s tiene que ver con la pérdida de unión y la necesidad de hacer algo para recuperarla después de haber medido la situación. Esto me parece un resumen muy acertado de lo que es un conflicto, algo incómodo que nos empuja hacia una acción restauradora de unidad y comodidad.

Considero importante resaltar que una verdadera celebración del conflicto puede darse sólo cuando tenemos las herramientas para poderlo entender y acompañar hacia una resolución sanadora, el contrario produce la desafortunada situación donde, a nivel intuitivo e intelectual podemos darnos cuenta de la oportunidad de crecimiento proporcionada por el conflicto, pero en la práctica nos perdemos y contrariamente a lo que sería deseable y congruente con esta visión intelectual, nos hacemos mucho daño y vivimos el conflicto con sufrimiento. Por lo tanto la celebración del conflicto no se puede quedar sólo como una postura intelectual que luego colapsa en la práctica, sino se tiene que armar de herramientas útiles y eficaces.

No quiero dar la impresión que la experiencia de conflicto sea algo que no despierta dolor, por supuesto la pérdida de unidad es una experiencia dolorosa, pero en lugar de vivir este dolor con sufrimiento lo podemos acoger con celebración, o sea, confiando que este dolor nos llevará a recuperar nuestra unidad, enriquecida por el proceso de haber transitado por el conflicto. Es algo parecido al dolor de parto, cuanto más somos capaces de acogerlo como un proceso natural, menos lo sufrimos.

También quiero precisar que la restauración de unidad después de un conflicto no siempre tiene que ver con el legendario “y vivieron junt@s y felices para siempre”. A veces en el conflicto descubrimos que ciertas relaciones ya no pueden seguir tal y como son, las personas se pueden separar y elegir distintos caminos. Recuperar la unidad para mí tiene que ver con la consciencia y por lo tanto con el aprendizaje. Recuperar una visión de unidad después de un conflicto quiere decir “Ahora soy consciente de que hay más aquí de lo que me había parecido, mi visión incluye más elementos, he aprendido algo sobre mí, las otras personas, la realidad y los seres humanos”. Esta consciencia nos permite soportar con compasión las eventuales pérdidas que pueden surgir desde el conflicto .

Me llama mucho la atención el elemento de “medir”, en la definición etimológica de la palabra comodidad. Medir quiere decir contrastar, describir y descubrir algo en función de una unidad de medida definida.

En el caso del conflicto, ¿cúal es nuestra unidad de medida? Y ¿qué estamos midiendo?

La Comunicación Integrada nos propone eligir las necesidades como unidad de medición del conflicto. En este contexto las necesidades se entienden como aquellos valores (y no objetos o acciones) que son indispensables para el bien estar y la felicidad.

En un conflicto algo ha ocurrido que ha alterado el equilibrio respecto a las necesidades. Valores como la seguridad, la aceptación, el respeto, la autonomía, etc… están en riesgo y, de alguna manera, todas las personas implicadas en el conflicto están intentando velar por algunos de estos valores, de estas necesidades, de la mejor manera que pueden y saben ( lo cual con frecuencia resulta ser actitudes muy poco celebratorias).

El conflicto nos pide medir cómo y hasta qué punto la situación está poniendo en peligro estas necesidades, dando por asentado que todas tienen el mismo valor y que por lo tanto la resolución del conflicto consiste en salvarlas todas de esta situación peligrosa. Medir quiere decir contrastar con objetividad y honestidad, por supuesto nos incluye en el ejercicio: “¿En qué manera estoy poniendo en peligro las necesidades que la otra persona intenta defender?”, podría ser una pregunta interesante para empezar. Es este proceso de identificación y “medición” de las necesidades que requiere herramientas eficaces y precisas.

En mi acompañamiento de conflictos con individuos y grupos me doy cuenta cada vez más de lo desprevenidos que somos en utilizar estas herramientas, si es que la tenemos, lo cual también es espantosamente raro. Hemos sidos criad@s en una cultura que no nos ha preparado para vivir el conflicto desde la celebración, una sociedad que ha secuestrado el conflicto y lo ha relegado al rincón del castigo y recompensa, que lo ha vaciado de su potencial enriquecedor y nos ha dejado desempoderad@s a la hora de confrontarlo. Nos falta la herramienta y las competencias necesarias para usarla, pero no porqué no las tengamos como parte integrante de nuestro ser, sino porqué hemos vivido bajo un sistema sociocultural que nos ha alejado de ellas y nos ha provocado una amnesia artificial. El trabajo ahora es redescubrir y reconectar con nuestra sabiduría ancestral, nuestra naturaleza empática y compasiva, nuestra intuición creadora y sanadora.

La Comunicación Integrada se propone ofrecer la oportunidad de recuperar todo esto a través de un proceso de toma de consciencia, rearticulación paradigmal y adquisición de herramientas innovadoras.

Si os interesa emprender este viaje de redescubrimiento, os invito a seguir estos artículos y explorar los servicios que ofrezco en formación y acompañamiento.

Photo credit:
http://joshdowton.files.wordpress.com/…on.jpg?w=625

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Angie
    Feb 27, 2015 @ 20:50:21

    Gracias por el articulo! Esta pregunta… “¿En qué manera estoy poniendo en peligro las necesidades que la otra persona intenta defender?” ahora mismo, en calma mientras leo lo que has escrito la veo coherente! A ver que pasará cuando en el momento dado y con las emociones a mil me la pueda hacer… o quizá ni pueda hacerla a la primera.. !
    Y realmente el conflicto es un paisaje abierto que aclara… sea como sea.. después de esa tormenta todo se aclara más y de hecho las relaciones, sean del tipo que sean.. que pueden unir más o se pueden ir alejando o se toman distintos caminos. A veces he visto como a través y después de un conflicto y lo que se aclara la calidad de mi “ser humana” mejora o deja en stand by procesos interiores… Es todo un mundo esto de los conflictos

    Me gusta

    Responder

    • anaitats
      Feb 27, 2015 @ 22:45:00

      Gracias a ti Angi, por leer y compartir tus reflexiones….creo que reflexionar las cosas en los momentos de calma, antes y después, nos hace cada vez más capaces de tener un segundo de consciencia en el momento del conflicto…poco a poco…un segundo de consciencia puede ser muy poderoso!

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: