Desde la Oscuridad a la Luz: reflexiones para las fiestas de Invierno

La época del Solsticio y de la Navidad, nos ofrece un entorno rico de simbología, arquetipos e imágenes para favorecer un proceso de investigación interior. La visión de la Antroposofía nos sugiere que en estas noches desde el 24 de Diciembre hasta el 5 de Enero, las noches sagradas, el mundo espiritual y el mundo material se acercan y se escuchan con amor.
He preparado una serie de reflexiones para acompañarnos en estos días, a partir del Solsticio, en un camino de búsqueda y conexión, un camino
hacia el tesoro de nuestro corazón despierto.

solstice dawn


En mis reflexiones he bebido desde la fuente de la Comunicación No Violenta, para ofrecer claridad en identificar los procesos interiores
que sostienen nuestras relaciones y acciones en el mundo. Os invito a encontrar un momento de calma y tranquilidad cada día para conectar con la pequeña voz interior que nos revela el maravilloso mundo de nuestras emociones, anhelos y sueños. Tener un diario de este recorrido puede ser muy valioso, especialmente para mantenernos en el camino después de las fiestas, cuando la vida cotidiana re toma su rumbo otra vez.
Empezaré las reflexiones con los 4 elementos claves de la Comunicación No Violenta: Observaciones, Emociones, Necesidades y Peticion
es, encajandolas también con las 3 facultades anímicas propuestas por la Antroposofía: Pensar, Sentir y Hacer. Después propondré un camino de exploración de 6 cualidades esenciales para vivir plenamente: Esperanza, Honestidad, Humildad, Coraje,  Perdón y Gratitud, proponiendo ejercicios para investigarlas, despertarlas e integrarlas en nuestra vida diaria.
Os invito a seguir estos post que publicaré cada 2 días y de compartir vuestras experiencias y reflexiones para generar riqueza y conexión.
Con mucha Luz, Respecto e ilusión!

La Facultad de Pensar

Ya que hoy será la noche del Solsticio, cuando antiguamente se esperaba la llegada del “nuevo” sol, trás canciones, cuentos y danzas, propongo celebrar también la vuelta de la luz del pensamiento. Coincidentemente, esta noche también es la noche de luna nueva, así que no solo podemos dar la bienvenida al nuevo sol, si no también sumergirnos en la profunda oscuridad que anuncia la llegada de la nueva luna.

Prestar atención a esta tensión entre oscuridad y luz, es una manera de celebrar este día, quizás invitar unos amigos y pasar la noche juntos, encender velas, salir a la madrugada para dar la bienvenida al sol…

Quiero empezar este camino de reflexión iluminando aquello que nos permite reflexionar, la facultad de Pensar.

De alguna manera quiero rescatar esta capacidad humana que en los círculos “espirituales” a menudo no tiene muy buena reputación. Incluso en el bus el otro día escuché una canción que decía “…es mejor sentir que pensar…”.

Aunque creo de entender el sentimiento de trás de estas palabras, o sea el reconocimiento que la calidez, inmediatez y conexión con el corazón que las emociones nos aportan nos parece como agua en el desierto del materialismo y la fría intelectualidad en la cual nuestra cultura se está hundiendo, no me reconozco en esta distinción entre mejor y peor, ya que justamente esta manera de ver las cosas proviene del pensamiento, en su forma más fría.

¿Quien ha cortado la realidad en trocitos y los ha catalogados todos en cajas que dicen: “mejor”, “peor”, “bueno”, “malo”? Aquella manera de pensar que es fría y cortante en su intento de entender la realidad. Por lo tanto creo que podríamos reconocer que incluso decir “es mejor sentir que pensar”, es un pensamiento.

Quiero rescatar el pensamiento porqué creo que desde la edad de la ilustración, la cultura occidental, en su reacción comprensible frente a las manipulaciones de Iglesia y Estado, ha decidido cortar un vinculo muy importante entre el corazón y el celebro en su intento de generar más objetividad, más claridad y acercarse más a la verdad.

Este pensamiento recortado,huérfano de corazón, se ha convertido en un científico loco que ha generado una serie de problemas tan serios como las supersticiones y fanatismos desde el cual nos quería salvar. Y ahora todo el mundo le quiere cortar la cabeza! Pero, como siempre, el camino está en búsqueda del equilibrio…

Un corazón sin cabeza y una cabeza sin corazón son igual de peligrosos.

El pensamiento, por su naturaleza, no tiene que ser frío, calculador, alienante.

El pensamiento es lo que nos permite, a través de su movilidad y ausencia de materia, de abarcar espacio y tiempo, de penetrar en la esencia de las cosas, de imaginar, de intuir, de ver lo que podría ser y todavía no es…el pensamiento es el regalo de los que me gusta llamar nuestro “testigo interno”, aquella figura silenciosa y tranquila que nos permite vernos, observarnos, tomar nota, tomar conciencia. Pero esta figura del testigo interno no se alimenta de los pensamientos dispersos y asociativos que son lo normal en nuestra cabeza. El testigo interno no se va con el río de “…porqué me he enfadado con Pepito? Ah claro, es que Pepito siempre exige mucho de mi…el otro día cuando estábamos en el trabajo…ay si! Me olvidé de llamar a Pepita para decirle que el pedido no vendrá el Lunes…porqué soy tan despistada? “ y un largo etc. Esta manera de pensar es fragmentada, no tiene músculos para centrarse y estar bien recta, no tiene disciplina para resistir a todos los estímulos sensoriales y conectar con la esencia de las cosas. Es un pensamiento cachorro, imprevisible, la mayoría de las veces ineficaz.

A lo largo de estos días me gustaría proponernos reconectar con nuestra capacidad de pensar, de imaginar, de intuir. Me gustaría hacer una pequeña gimnástica para fortalecer la musculatura de nuestro testigo interno. Me gustaría empezar a reconciliar estos amantes perdidos desde mucho tiempo: el cerebro y el corazón.

Ya que empezamos este camino en el día del Solsticio, cuando el sol por fin recupera sus fuerzas frente a la fría obscuridad del Invierno, nos propongo esta pequeña practica…mejor si se puede dar en un lugar muy tranquilo, sin interrupciones. Un lugar donde podemos estar en la obscuridad con unas velas a mano…también se puede hacer en nuestra imaginación…o en la naturaleza, por la madrugada…

PRACTICA PARA EL SOLSTICIO

Imaginemos nos una obscuridad profunda, densa, pesada. Dejamos que esta obscuridad nos envuelva totalmente. Cerramos los ojos, incluso podemos acurrucaron un rato y realmente sentir esta obscuridad. ¿De que está hecha? ¿Que imágenes evoca? ¿Que emociones y sensaciones despierta? ¿Que se mueve en esta obscuridad, que susurra? Permitimos nos un rato para estar en esta obscuridad y saborearla, vivirla, escucharla…

Luego, poco a poco, invitamos un sol en nuestra imaginación, un sol potente, luminoso, cálido. Dejemos que este sol se asome poco a poco dentro de la obscuridad, que despliegue sus rayos, que caliente e ilumine todo el espacio. Mantenemo nos atentos al juego que se produce entre luz y sombra…¿que formas se producen? ¿Que seres se manifiestan? ¿Que aparece?

Encendiendo las velas una a una podemos realmente observar que se produce en nuestro entorno por su luz? ¿Como cambian nuestras emociones?

Dejemos que nuestro pensamiento se una con la luz, ilumine nuestro entorno, nos permita reconocer la que hay allí, nos informe sobre lo que vemos…dejemos que nuestro interés nos guíe a un objeto concreto, y a través de la luz de nuestro pensamiento conectamos con este objeto con la intención de comprenderlo, de realmente “verlo”. Permitimos nos un tiempo sin tiempo para unirnos con este objeto a través de nuestro pensamiento, manteniendo nos centrados en él, firmes, inamovibles frente a los miles de otros pensamientos que quieren llevarnos por aquí y por allá. Si esto pasa, simplemente volvemos al objeto sin gastar energía en quejarnos.

Cuando la experiencia ha terminado, podemos preguntar a nuestro testigo interno:

¿Que me pasó?

¿Cual fué mi manera de acercarme a esta experiencia?

¿En que manera se desplegó mi pensamiento?

¿Te apetece compartir tu experiencia? Deja un comentario aquí…

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Angie
    Dic 31, 2014 @ 16:40:43

    Me parece muy interesante tu propuesta… en estos días de fiestas no pude leer tus articulos asi que hoy leo este que escrbiste para el solsticio y aprovecho la ocasión para practicarlo esta noche… Gracias! Un fuerte abrazo

    Me gusta

    Responder

  2. anaitats
    Dic 31, 2014 @ 17:53:59

    Gracias Angie, deseo que te sea provechoso y te deseo mucha luz y felicidad en el nuevo año! Un fuerte abrazo!

    Me gusta

    Responder

  3. Angie
    Ene 05, 2015 @ 20:02:59

    Hola..! (¿como te llamas?)
    En estos días de fiesta.. este post de tu blog ha sido toda una inspiración.
    La verdad es que lo sigo practicando, así es como lo he sentido.. y me acercando cada vez más y más a un escuchar interior más profundo y sincero
    Hasta ahora tuve rechazo a la oscuridad, tachandola de “malo” negativo”… y esta propuesta me ha llevado más allá de mi limite sobre ello
    Siento que puedo estar en ella, que no es ni mala ni negativa… la siento trayendo paz… y luego.. la luz… el sol que entra… que lo inunda todo de brillo… es como si le mostrara a la oscuridad su propia belleza..
    Y el pensamiento que se une al sol me está regalando momentos de verdadera dicha interior ❤
    Gracias. Gracias porque terminar un año y empezar un año así adquiere un significado lleno de honestidad

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    • anaitats
      Ene 07, 2015 @ 09:59:10

      Gracias Angie, me alegra mucho leer tu mensaje, me encanta escuchar como describes tu experiencia de transformación hacia la oscuridad, me parece maravillosa! Te agradezco mucho haber compartido conmigo este pequeño camino y deseo que estos momentos siguan dando frutos a lo largo del año. Un fuerte abrazo, Tatiana

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: